domingo, 23 de febrero de 2014

FRANCISCO PIZARRO


BALLESTEROS, Manuel (1986): Francisco Pizarro.

La vida de Francisco Pizarro ha merecido docenas de biografías. No en vano, porque es uno de esos personajes que permiten múltiples perspectivas.
 
El encuentro entre las civilizaciones española y las diversas que se arracimaban a lo largo de América puede ser analizada colectivamente, pero también gracias a personajes concretos. Uno de ellos, Pizarro.
 
En épocas de aceleración histórica, la contradicción que todos llevamos dentro se multiplica notablemente. Así sucedió con este extremeño, infatigable aventurero.  Ballesteros, sin detenerse en exceso en los detalles, plantea una biografía fácil de leer y que sirve para contextualizar decisiones y actitudes que no siempre han sido bien interpretadas. Sobre todo cuando los biógrafos han sido foráneos con cierta –es decir, mucha- envidia de la grandeza que España llegó a alcanzar.




Javier Fernández Aguado

lunes, 17 de febrero de 2014

SU PROPIA VÍCTIMA


Título: Su propia víctima

Director: Paul Henreid.

Música: Andrew Previn.

Intérpretes: Bette Davis, Karl Malden, Peter Lawford, George Macready, Jean Hagen, Monika Henreid, Bert Remsen, George Chandler y Charles Watts.

Año: 1964

Temas: Ambición. Apariencias. Codicia. Lealtad. Refugio afectivo. Sinceridad. Valores. Violencia.

             Tras enviudar de su rico marido, Margareth De Lorca  (Bette Davis) recibe la visita de su hermana Edith Philips (Bette Davis). Ésta se niega a aceptar la ayuda económica ofreciada por su hermana. En medio de grandes problemas económicas, Edith Philips decide asesinar a su hermana y ocupar su lugar. Para hacerlo más creíbles, escribe una nota de suicidio firmada por ella misma. Al regresar de sus vacaciones por Europa, Tony Collins (Peter Lawford), amante de Margareth, descubre la verdad y prepara un chantaje para explotar a Edith.

            El comienzo es impresionante: una viuda a quien la muerte del marido nada importa, se encuentra rodeada del servicio, que parece no oír ni ver, se limita a una obediencia ciega a quien allí gobierna. Paralelamente, la hermana gemela, desaliñada, sí llora la muerte del hombre, porque en realidad estuvo enamorada de él. De modo torticero le fue arrebatado el marido por su hermana. En concreto, utilizando el truco de que había quedado embarazada. Cuando Edith se entera de esto a través del chófer de su hermana que le lleva a casa, prepara la venganza.

            El crimen queda planteado con inteligencia. Pero, como es obvio, y por mucho que se hayan estudiado las cosas, siempre se dejan huellas. Más, cuando el novio de Edith es un policía dispuesto a cualquier cosa por su chica, también descubrir cómo fue posible que se suicidase.

            Introducida ya en el nuevo mundo de su hermana Margareth, las cosas no son tan sencillas. Las personas estamos hechas en gran medida de costumbres, y entre una y otra hermana hay profundísimas diversidades. Una, el tabaco, de la que Edith es adicta.

            Los empleados de la casa, enseguida se dan cuenta del engaño, pero guardan silencio, porque, de algún modo, sabían de la maldad de su antigua ama. Malicia que poco a poco va saliendo a flote, envolviendo a Edith –que se las prometía muy felices- en un proceso que la acabará condenando a muerte. Cuando intente confesar que su único crimen fue el de matar a su hermana, el policía –su antiguo novio- no la creerá, porque sigue convencido de la bondad de la muchacha pobre y generosa que sacaba a duras penas un bar, y que precisamente por su magnanimidad se veía envuelta en deudas que superaban sus ingresos.

            Múltiples son las enseñanzas de este metraje, calificable de obra de arte, particularmente por las actuaciones de Bette Davis, en el papel de hermana de sí misma:

            1.- La diferencia social va marcando los caracteres. Por eso, es mejor tratar con personas del propio nivel, o aproximado, porque si la distancia cultural, económica, etc., es demasiado grande, los problemas se multiplican.

            2.- La envidia comienza a cuajar cuando uno no quiere descubrir el bien del otro, y se empeña en apoderarse de lo que no es propio.

            3.- Cuando se pierde el rumbo, todo comienza a torcerse. En este caso, tras la primera decisión –gravísima- de asesinar a la hermana, se entra en un mundo de alternativas inmorales que dañan gravemente, principalmente a quien se atrevió a saltarse las coordenadas de una vida honrada.

            4.- Casi todo el mundo –por no decir todo- oculta ‘un muerto’ en su armario. Por este motivo, hay que procurar vivir rectamente, sin desear lo ajeno, ni envidiarlo, ni pensar que la vida de los demás es más sencilla que la propia. Todo el mundo tiene problemas, y cada uno procura resolverlos de la manera más adecuada. Vidas sin obstáculos no existen. Personas sin dificultades, tampoco.

            5.- Cuando una persona pide ayuda, hay que procurar socorrerla lo antes posible. En el caso que nos ocupa, Edith –con sensatez- intenta escapar de esa tentación de desear la muerte de su hermana. Desafortunadamente, su novio –el policía- no puede resolverlo en ese momento. Cuando llegue, será demasiado tarde para afrontar adecuadamente el problema. Tan importante como acudir a socorrer a alguien es hacerlo cuando realmente lo necesita. De nuevo, la relevancia de la diferencia que los griegos establecían entre el cronos (el tiempo cronológico) y el kayros (el oportuno).

            6.- Hay gente, en este caso Margareth, que considera que todo puede resolverse con dinero. Así, cuando Edith la echa en cara el truco del embarazo para hacerse con el marido, exclama:

            -Sabré recompensarte.

            Eso no es posible, porque ha sido una vida radicalmente diferente de la que hubiera sido posible, aquella a la que ha sido condenada Edith.

            Es más, esa aparente condena de Edith no era tal. Probablemente ella había sido mucho más querida que su rica hermana. Sin duda, con mucho más desinterés. Y había llevado adelante su existencia con mayor libertad, frente a los condicionamientos del aparentar de Margareth.

            7.- La vida está llena de sorpresas. En este caso, si Edith hubiera seguido adelante con su trabajo, sin tomar decisiones equivocadas, sin hacer la radical opción por el mal que adopta, hubiera recibido una gran fortuna de la herencia, pues su antiguo novio le había dejado cincuenta mil dólares en el testamento.

            8.- Los muertos acaban por hablar. En este caso, Margareth había empleado el arsénico para acabar con su marido. Aunque parecía todo resuelto, el crimen es por fin descubierto.

            9.- El amante secreto de Margareth en realidad lo era de su dinero. Por eso, cuando ve que no seguirán las cosas como antes, se limita a chantajear a Edith. Para vengarse –una vez que se ha superado cierta línea, como hemos dicho, las demás es fácil saltárselas-, opta por dejar que el perro mate al vividor.

            10.- Edith, en un esfuerzo por que su antiguo novio no sufra, estará dispuesta a afrontar la muerte en su nueva personalidad. El policía sigue recordándola dulce, cariñosa, incapaz de hacer daño y mucho menos de matar...

            11.- Hasta quien parece más inocente, en una situación límite puede comportarse de manera brutal. Hay que procurar fomentar hábitos positivos, y también es oportuno tenerse bastante miedo a uno mismo. Quien más seguro se siente de su ‘bondad’ más fácilmente puede convertirse (quizá ya lo es) en un desaprensivo.

            Si Edith hubiese seguido su camino, en medio de esas necesidades económicas, hubiera salido adelante. Procurar enriquecerse de golpe, con urgencia, rara vez se produce sin problemas. La mayor parte de las ocasiones es el comienzo de una vida desdichada.

           

           

 

jueves, 13 de febrero de 2014

PARA ASISTIR EL 19 DE FEBRERO


Como hace unos días anuncié, el próximo 19 de febrero por la tarde, a las 19:30, tendrá lugar la presentación del libro “EL MANAGEMENT DEL SIGLO XXI”, en la Escuela de negocios EUDE (Arturo Soria, 245), en Madrid.

En esta obra, Christopher Smith (director general de BrandSmith) convocó a veinte destacados autores de seis países de Europa y América, entre los que se cuentan Eduardo Punset, Marcos Urarte, Eugenio de Andrés, Luis Huete, Rogelio Leal, Nuria Chinchilla o Edward Arroyo, para que reflexionasen sobre las aportaciones que vengo realizando a la ciencia del Management.

En ese mismo acto se hará mención al X aniversario de MindValue (www.mindvalue.com), la firma de servicios profesionales para la alta dirección que puse en marcha junto a José Aguilar hace una década. En estos años, hemos proporcionado formación o asesoramiento a más de cuatrocientas cincuenta organizaciones privadas y públicas de Europa, América, Asia y África.

En el acto, presidido por Pablo Martínez-Echevarría, director general de EUDE, intervendrán, entre otras personas: Sandra Ibarra, Enrique Sueiro, José Antonio Carazo y José Aguilar. 

Se obsequiará a los asistentes con un ejemplar del libro.

La entrada es libre, pero es preciso registrarse sea para asistir presencialmente, sea para hacerlo por streaming. He aquí el link para poder hacerlo:
 

martes, 11 de febrero de 2014

ENRIQUE ALCAT: ALGUNOS RECUERDOS


 
Con nada tropezamos tan asiduamente como con la muerte. Nada procuramos olvidar tanto como la muerte. Todos viajamos en un mismo tren, el de la existencia terrenal: a veces, reflexivos; otras, alocados; frecuentemente olvidando que sin mucho tardar seremos nosotros quienes descendamos.

Enrique Alcat, uno de esos autores que por derecho propio han contribuido a esa Escuela Española del Management que en pocos años ha alcanzado significativo posicionamiento allende nuestras fronteras, ha abandonado el convoy hace pocos días.

No recuerdo con certeza quién me habló de él. Sí me acuerdo, sin embargo, de la primera vez que acudió a mi despacho, hace más de un lustro. Era un periodista navarro, sanamente ambicioso, consciente del valor del trabajo que venía realizando y de la proyección que deseaba alcanzar.

Procuré apoyarle. Entre otras gestiones, lepresenté a los responsables de Top Ten Management Spain, el exclusivo Club que acoge a los más destacados profesionales españoles en asesoramiento empresarial. Posteriormente, y como miembro del correspondiente jurado, voté –lo consideraba de justicia- para que le fuera concedido en 2010 uno de los premios que Manager Business Forumentrega cada año. El otro laureado en esa ocasión fue Antxon Arza. ¡Qué gran equipo el formado por Isabel Sancho, Miguel Ángel Robles, Chus Gago…, promotores de Interban Network organizador de los galardones!

Enrique quería agradecérmelo. Se empeñó en invitarme a comer. Recuerdo con precisión tanto ese almuerzo como otros que se han sucedido. Me insistió Enrique en su anhelo de expandir su actividad fuera de España. Me pidió consejo, y con gusto volví a proporcionárselo.

Me habló también en aquella ocasión de sus alegrías y tristezas. Entre estas últimas destacaba los duros tiempos que vivió como consecuencia de la desmedida presión de un movimiento religioso español por incorporarle a sus filas. Aunque había sucedido tiempo atrás, me lo narró en sucesivas ocasiones con la viveza de una herida no cicatrizada. Desafortunadamente no era un caso aislado. Se empeñó en que nos viésemos con uno de sus mejores amigos(director general en una multinacional)que, como consecuencia de idéntica experiencia, había perdido la fe en nada que no fuera tangible. Mucha pena me dio escuchar aquellosfieros testimonios.

Se sucedieron otros encuentros, mails y llamadas en los que puse los medios a mi alcance para contribuir a los objetivos profesionales de Enrique.

Nos vimos por última vez hace escasas fechas. Me sugirió con ímpetu la creación de un grupo de personas (José Aguilar, Marcos Urarte, Luis Huete…) que coordinásemos nuestra actividad para ofrecer formación y asesoramiento a empresas y organizaciones tanto en España como en otros países. Concretamos que nos veríamos semanas después con quien dirigía Top Ten Management Spain para analizar la viabilidad de esa iniciativa. La inesperada enfermedad de esa persona canceló el encuentro.

Me planteó también por entonces pronunciar una conferencia con Rojas Marcos y él mismo en su querida Lorca. Al final, no llegó a materializarse el proyecto.

Impulséla presencia de Enrique en un libro titulado “Pensadores por el mundo”. Se entusiasmó. Disponible online, puede leerse aquí su aportación: http://www.interban.com/descargas/ebooks/pensadores-por-el-mundo/pensadores_por_el_mundo.pdf

Aún conservo bastantesmensajes de Enrique, siempre cariñosos. He aquí uno de ellos, repleto de desproporcionada generosidad (se refería a una reseña sobre un libro que el británico Christopher Smith acababa de publicar con estudios de una veintena de autores sobre mi pensamiento): Leo en el Diario de Navarra y empiezo por el final. Javier Marías, Javier Zubiri y, lógicamente, faltaba un tercer Javier, que dejando al margen al santo navarro misionero y patrono de nuestra querida tierra hace justicia a quien eres. Te mereces lo mejor no sólo por tu capacidad escritora, docente y pedagógica sino por tu fácil trato y amabilidad”.

Enrique, tras superar la crisis existencial provocada por los comportamientos exógenos someramente apuntados, fue un creyente a carta cabal. Estoy convencido de que descansa gozoso en ese Cielo al que muchos aspiramos. Allí, sin duda, intervendrá, para que –cuando Dios quiera- nos encontremos de nuevo con él y con tantos buenos amigos en grata conversación. Gracias, Enrique, por influir para que así sea.

 

lunes, 10 de febrero de 2014

BARBER, Martin (2007): Templarios, Platinum Selecta


La organización de los Caballeros Templarios ha sido objeto de innumerables textos. La inmensa mayoría carece del mínimo rigor exigible. No es el caso de Barber. Sin pretensiones de erudición, pero con el deseo de aportar las coordenadas históricas básicas, logra una obra que bien sirve de introducción para quienes deseen conocer con más detalle aquella peculiar institución.

Aprobada en el concilio de Troyes, los Templarios desarrollaron una gran labor tanto militar como religiosa, y también económica. Desde 1128 hasta su disolución forzada en 1307, más de treinta directores generales (Maestres) desarrollaron eficazmente su labor. Ojalá todas las organizaciones actuales alcanzaran tales ratios de eficacia y de ética.

lunes, 3 de febrero de 2014

EL 19 DE FEBRERO. UN LIBRO Y UN ANIVERSARIO


El próximo 19 de febrero por la tarde tendrá lugar la presentación del libro “EL MANAGEMENT DEL SIGLO XXI”, en la Escuela de negocios EUDE (Arturo Soria, 245), en Madrid.

En esta obra, Christopher Smith (director general de BrandSmith) convocó a veinte destacados autores de seis países de Europa y América, entre los que se cuentan Eduardo Punset, Marcos Urarte, Eugenio de Andrés, Luis Huete, Rogelio Leal, Nuria Chinchilla o Edward Arroyo, para que reflexionasen sobre las aportaciones que vengo realizando a la ciencia del Management desde hace tres lustros.

En ese mismo acto se hará amplia mención al X aniversario de MindValue, la firma de servicios profesionales para la alta dirección que puse en marcha junto a José Aguilar hace una década. En estos años, hemos proporcionado formación o asesoramiento a más de cuatrocientas cincuenta organizaciones privadas y públicas de Europa, América, Asia y África.

En el acto intervendrán, entre otras personas: Sandra Ibarra, Enrique Sueiro, José Antonio Carazo y José Aguilar. 

Se obsequiará a los asistentes con un ejemplar del libro.

En los próximos días estaré en condiciones de proporcionar más detalles sobre el horario y cómo podrá confirmar su asistencia quien lo desee.